jueves, 22 de junio de 2017

Reseña del Open de Lisboa

Catedral de Lisboa, vista desde el Tranvía 28

El fin de semana pasado fue el Open de Go en Lisboa. Ha tenido pequeñas diferencias en comparación al de Viana do Castelo, en concreto el número de jugadores. Se ha pasado de 14 a 11, desconozco motivos exactos y si son malas fechas en Portugal, pero la red de transportes para llegar a Lisboa dentro de Portugal es fantástica, incluso para llegar desde España (para mí tomar un tren que desde Madrid también podía haberse tomado). La verdad que esperaba más participación, incluso de verdad tenía fe en no ser el único jugador de España por los antecedentes de participación de jugadores de Madrid, pero imagino que la combinación entre un torneo en mayo, el EGC en Oberhof y que hay un seminario en Sepúlveda (como al que ya acudí)  son factores que limitan la participación en eventos (como yo no podía ir por estudios al torneo y y el EGC y Sepúlveda me encontrará en México, pues Lisboa era lo único que podía).

He podido hacer turismo, uno de mis planes e intereses para asistir a este torneo... no tanto como quería porque lo de escuchar fados como que no se ha cumplido. Con este viaje ya puedo decir que conozco todos los edificios antiguos/turísticos de Lisboa y ya sólo me falta visitar el interior de varios museos para poder decir que he explotado culturalmente la ciudad, ya en el próximo Open que hagan lo haré sino regreso antes. Por esto de hacer turismo tuve que renunciar a estar en la entrega de premios y la foto en grupo, no me hubiera dado tiempo ya que llevaba familia y no pueden mantener mi ritmo, sobró tiempo para cenar antes de tomar el tren y casi nada más.

El sábado al final de las jornadas se proyectó The Surrounding Game, eso me dejó un poco descolocado en mis planes porque pensaba aprovechar el viernes y estar por las calles de Lisboa. Al acabar la película fuimos a cenar en grupo a un buffet libre de sushi y además de hacer algunos tsumegos que nos proponía Simão jugamos un rengo de 3 contra 3. Le faltó reloj para darle emoción y rapidez, pero fue muy divertido.

Si se le suma que entre las partidas que tuve, la última fue contra Simão, que me dio una gran lección y comentario de la partida. Un jugador de su nivel no hace autoplay, lee cada situación analizando el aji y al final lo que debemos hacer los que todavía no tenemos su nivel es tratar de leer todas las posibilidades y no responder automáticamente a ciertas posiciones. Pero no queda ahí, me confesó que llegó hasta 2 kyu (o era 5 kyu, no recuerdo el dato con exactitud) en KGS en 9 meses que aprendió gracias al interés que le despertó Hikaru No Go sólo con partidas e hizo la recomendación de no preocuparse y dedicarse a aprender josekis a mi nivel, poco a poco ir viendo alguno pero no ponerse con un libro a estudiarlos porque lo que determina el resultado de una partida a mi nivel surge en las luchas más que en hacer bien y saber castigar josekis. Voy aplicarlo y ya debo darle la razón porque he jugado por Tygem una partida en la que tuve un horrendo missclick y acabé peleando y gané porque se rindió el contrario al matar un grupo al movimiento 46. Sólo jugaré y haré tsumegos, a ver que tal me funcionan los consejos.

He aprendido bastantes cosas a nivel de juego como también a nivel personal, tanto desde cultura, historia como aprender a organizarme mejor. La próxima vez que vaya a un lugar que no conozco mucho estaré un día más al acabar para aprovechar a hacer turismo con más tranquilidad, aunque tenga la oportunidad como tuve de pasar sólo una noche durmiendo gracias al tren hotel. Ojalá coincida que haya alguno en Braga y pueda ir aunque tenga que conducir, es otra ciudad de Portugal muy importante con muchas cosas que ver (a Oporto me niego a ir, lo pasé muy mal volviendo de noche de Viana do Castelo porque tuve que tomar una especie de circunvalaciones en Oporto muy complejas y con mucho tráfico). Y me mantengo en 9 kyu en la EGD aunque he perdido algunos puntos por lo que jugaré por internet hasta vaya a saberse cuando vuelva a tocar piedras y cuándo sea por un torneo.

En resumen, recomiendo los torneos de go de Portugal, pero ya he dicho cuando hablé del anterior que no soy una opinión muy objetiva al estar al lado de la frontera, es muy económico las inscripciones, comer y dormir en comparación a cualquier lugar a donde vas y no conoces a nadie.

domingo, 18 de junio de 2017

The Surrounding Game: un documental que debéis ver



Durante el Open de Lisboa, se puso este documental al acabar el primer día. Todavía no está a la venta, salió adelante gracias a un sistema de microcréditos/mecenazgo en el que participaron jugadores de todo el mundo, con recompensas desde recibir una copia del documental hasta acudir a los estrenos en festivales.

El centro del documental es seguir de cerca a tres jugadores que se presentarán al primer examen de cualificación para ser profesionales que se hace por la AGA en el 2012. Y en ese entorno, hay entrevistas acerca de lo que implica y significa el juego para diferentes profesionales, Lee Sedol, Otake Hideo, Go Seigen, etc.

También tiene lo que podría llamarse un fallo de "ordenamiento" en las escenas que llamará la atención a todos los jugadores: aproximadamente a la hora de proyección explica las reglas del juego y te quedas pensando si ya era necesario decir y si es necesario de dar de conocer las reglas a todo el público no será mejor desde el principio. Es lo único negativo que puedo señalar y advertir a quien consiga animar de verlo.

Sin duda es un documental que recomiendo ver. Tiene pequeñas cosas que cautivan los ojos, como la fabricación de piedras de vidrio al principio, el goban con forma de tortuga de un ginkgo de 500 años y hasta datos sobre el origen del juego (desconocía la relación con memorizar las estrellas para el comercio). Dado el tiempo que transcurrió desde su comienzo hasta que se concluyó, al acabar ofrece como notas a final del documental la victoria de Alphago sobre Lee Sedol y la muerte de Go Seigen.

Revisar la página web del documental, suscribiros para poder estar informados de cuando se proyectará en algún lugar del que estáis cerca o salga a la venta.

martes, 13 de junio de 2017

Pi, fe en el caos


Una película clave para el interés de muchas personas en el go, creo que incluso influyó a mi hermano para que comprara un set de la marca cayros para que jugáramos en casa. En esta escena aparece el go, toma un papel importante para llevar a cabo una reflexión de la película. Max es un matemático que cree que todo puede leerse en clave matemáticas (un Galileo que cree que el mundo está escrito en caracteres matemáticos) y da con un número de 216 dígitos que sirve como patrón de la bolsa y que incluso tiene que ver con el nombre de Dios. Una película muy interesante de ver, la forma en la que está grabada y también por aparecer nuestro juego.

La conversación que surge a raíz del juego es la siguiente:

Sol. – Max, ven conmigo. Los japoneses consideraban el tablero de Go como un microsistema del Universo. Mira, aunque cuando el tablero está vacío parece sencillo y ordenado, de hecho, las posibilidades del juego son enormes. Las partidas de Go son como los copos de nieve. No hay dos iguales. Bien. El tablero de Go representa de hecho un Universo extremadamente complejo y caótico. Y esa es la verdad de nuestro mundo, Max. No se lo puede comprender con las matemáticas. No existe una ley única: hay infinitas partidas.
Max. – Pero al avanzar el juego las posibilidades se van reduciendo y el tablero se va ordenando. Se pueden prever las jugadas.
Sol. – ¿ Y qué mas da?
Max. – Que quizá no hayamos sido capaces de ver que hay un modelo, un orden. En cada una de las partidas. Cada partida debe tener su modelo. Como la Bolsa o la Torah. Y está en esa serie.  

Ahora, ya tras que conocemos los prodigios de Alphago, ¿qué cabe pensar? ¿Quedan todas esas palabras como bella literatura sin utilidad en el presente, como cuando los escolásticos trataban de dar explicaciones científicas desde la divinidad? ¿O todavía nos queda algo de misticismo y tenemos infinitas partidas o ya los avances tecnológicos han agotado el infinito? Para mí el dolor de verse vencidos por una inteligencia artificial no era simplemente por un orgullo de que ser el único juego que se mantenía invicto, sino porque nos ha recordado nuestra mortalidad e imposibilidad de llegar al infinito.

sábado, 3 de junio de 2017

Partida entre Lee Gi Seop contra See Bong Soo

Traigo una partida jugada en 1999 en la 4º edición del torneo LG Reined Oils Cup (la final de este torneo es ganada 3-2 por See Bong Soo, blancas en esta partida, contra Yoo Changhyuk). Lee Gi Seop jugará negras. El komi es de 5'5 y 322 jugadas en total, es de las partidas con más jugadas que he visto. Es una partida muy intensa, gana blanco por 0'5 y hay varios kos en la partida muy importantes. Es sin duda una partida para reproducir varias veces y estudiarla (hasta el punto de anhelaría verla con comentarios a las jugadas).


Como pequeño desafío antes de ver la partida, Lee Gi Seop acaba de mover, es la jugada 213, aparece marcada con un círculo blanco (estaba usando Gomoves+) en lo que sería O2 si tuviéramos coordenadas en el tablero. ¿Dónde creéis que jugará See Bong Soo en este momento de la partida?

Os traigo la partida en formato de Eidego para que podáis verla entera y comprobar si habéis aceptado con la jugada 214, repito de nuevo que es muy interesante por la cantidad de kos que surgen y la diferencia de 0'5 que hace la victoria.

(; FF[4] CA[UTF-8] SZ[19] PB[Lee Gi Seop] BR[6p] PW[Seo Bong Soo] WR[9p] RE[W+0.5] DT[1999-03-05] ;B[pp];W[qn];B[nq];W[dq];B[co];W[pc];B[dd];W[cf];B[gc];W[cc];B[cd] ;W[dc];B[ed];W[ec];B[bd];W[fc];B[fd];W[gb];B[hc];W[hb];B[ic];W[dj];B[dl];W[fp];B[hq];W[cp];B[do];W[fq];B[ch];W[dh];B[ci];W[di];B[cj];W[dk];B[ck];W[el];B[dm];W[rp];B[qq];W[qk];B[qe];W[qd];B[pe];W[nc];B[qi];W[qg];B[pj];W[pk];B[re];W[rd];B[ne];W[mq];B[np];W[bo];B[bn];W[kp];B[io];W[mp];B[pn];W[qm];B[jq];W[dg];B[ib];W[bc];B[kq];W[mn];B[gg];W[gi];B[gk];W[hh];B[hg];W[ih];B[fj];W[fi];B[ik];W[ig];B[kn];W[ml];B[ok];W[ol];B[nm];W[mm];B[mo];W[lo];B[no];W[ln];B[mr];W[oj];B[oi];W[nk];B[gr];W[fr];B[nh];W[bp];B[lc];W[od];B[oe];W[rq];B[mb];W[nb];B[sd];W[sc];B[se];W[rb];B[rr];W[qp];B[pr];W[bf];B[ha];W[fb];B[ac];W[ab];B[ad];W[bb];B[bg];W[lh];B[fs];W[es];B[gs];W[dr];B[rj];W[qj];B[pi];W[rk];B[ri];W[en];B[em];W[bm];B[cn];W[an];B[fl];W[bk];B[bl];W[al];B[cl];W[ie];B[he];W[jk];B[jj];W[jl];B[ij];W[le];B[kf];W[ke];B[jf];W[if];B[kh];W[hf];B[gf];W[je];B[md];W[ki];B[lg];W[kg];B[jg];W[jh];B[lf];W[kj];B[mh];W[kg];B[ao];W[ap];B[kh];W[ge];B[hd];W[kg];B[rc];W[qc];B[kh];W[ff];B[fg];W[ef];B[fe];W[kg];B[fh];W[gh];B[kh];W[eh];B[gd];W[kg];B[sb];W[sa];B[kh];W[eg];B[ge];W[kg];B[ej];W[ei];B[kh];W[ek];B[fn];W[kg];B[ep];W[mf];B[kh];W[fk];B[li];W[gl];B[fm];W[hk];B[il];W[me];B[af];W[ji];B[jm];W[hj];B[hl];W[nf];B[of];W[lr];B[lq];W[lp];B[nr];W[kb];B[kc];W[lb];B[mc];W[ma];B[eq];W[er];B[bj];W[sr];B[qo];W[ro];B[po];W[rs];B[qr];W[kk];B[sq];W[km];B[ss];W[gj];B[sr];W[im];B[hm];W[jn];B[cm];W[hn];B[gn];W[ip];B[jp];W[ii];B[gm];W[ho];B[jo];W[hp];B[in];W[iq];B[ir];W[hr];B[gq];W[gp];B[hs];W[ko];B[jm];W[dp];B[eo];W[im];B[jr];W[am];B[ak];W[ao];B[mj];W[nj];B[pm];W[pl];B[sm];W[sk];B[rn];W[rm];B[so];W[sn];B[br];W[cr];B[rn];W[ng];B[og];W[sn];B[na];W[oa];B[rn];W[is];B[js];W[sn];B[bq];W[sp];B[cs];W[bs];B[as];W[aq];B[fo];W[ar];B[go];W[bs];B[la];W[na];B[as];W[aj];B[ai];W[bs];B[jb];W[ds];B[ka];W[lj];B[mk];W[sj];B[si];W[nn];B[om];W[jm];B[ga];W[fa];B[ia];W[lk];B[mi];W[on];B[oo];W[be];B[ae];W[nl];B[jd];W[gk])