martes, 18 de abril de 2017

Go, el juego de los shogunes

Antes de empezar ya con todo preparado esperando que se anunciara por si llegaba alguien más


Durante el 14-16 de abril se ha celebrado en Salamanca un salón otaku. Entre las actividades que podían hacerse allí, el go se hizo un hueco tal como ya hizo el año pasado (cuando conocí que había otros jugadores en Salamanca bajo la frase "David, hay en el salón gente con un tablero como eso que juegas"). Aunque diferencia este yo he sido parte de la difusión hasta el punto de que di una charla de go el domingo a los que se interesaron por el juego y explicárselo a quienes se acercaran nuevos. Fue sencilla y gusto, tal vez lo único negativo fue que se hizo el domingo cuando había multitud de actividades importantes del salón, los premios y la pasarela de cosplay, si se hubiera hecho el viernes que fue un día más tranquilo hubiera sido mejor porque hubiera habido menos ruido de fondo y no se competiría por público contra actividades más atractivas, ya que al final casi fue una charla para amigos.

Además de durante los 3 días que duró el salón, estuve enseñando a jugar a varias personas, si vuelven a querer jugar o quedar podríamos ser más de 20 personas en Salamanca jugando go. Se me da bien atraer gente para reclutar y enseñar, como que tanto viernes en los Espacios Puma de la UNAM me hicieron habilidoso.

La charla, ha fusilado en cierto modo algo de contenido de lo que ya hice por una semana cultural (con eso de que en cierto modo no se "realizó del todo" porque estaba nervioso y no fui capaz de leer nada de lo que me preparé se puede decir que todo era de estreno). Y aclarar que al final de la charla puse el video del Congreso de Go Europeo en Turquía para ilustrar las metáforas que ofrece el juego y poder explicar después la lucha de una partida como una convivencia, ya que no acabas de tratar de matar sino conseguir tu lugar en el tablero.


Go, el juego de los shogunes


Con un título así tal vez se espera escuchar acerca de un juego de acción, miniaturas o cartas pero no, el go es un juego de estrategia, además es el más antiguo del mundo que sigue practicándose en la actualidad.

En primer lugar, para las personas que escuchan de este juego, la forma más sencilla de explicar en que consiste, sería pensar en el verbo cercar. Ya que el go fue bautizado como “el cercado” por Ambrosio Wan An-Po en 1970 al escribir un manual para difundir el juego por España, por ser el significado más parecido en nuestro idioma al término go. Es decir, el juego consiste en cercar o rodear un territorio como detallaré más adelante.

El juego nace en China hace 4000 años con el fin de educar en la táctica, la estrategia y la concentración al hijo de un emperador. A través de algo lúdico se puede enseñar principios para la vida cotidiana y favorecer otras destrezas, como ya numerosos estudios han probado tanto como con el go como con el ajedrez, algo más nuestro hasta el punto que llegó en el 2015 al Congreso para que se imparta en colegios. Por lo que nos podemos quedar con esa explicación del origen aunque los años pueden dudarse hasta cierto punto porque ya Confucio, en el siglo VI a.C. se refiere al go, el cuál ya estaba extendido. El juego adquirió mucha importancia durante la dinastía Han ya que fue considerada una de las 4 artes que debían practicar los escolares.

Pero ya que lo que nos une hoy por aquí es la cultura japonesa toca hablar de la época de oro del go en Japón: el periodo Edo. Unos 600 años antes ya el go estaba presente en las altas esferas de Japón y era un pasatiempo de la aristocracia. Esa cercanía al poder condujo a la creación del puesto de godokoro durante el periodo Edo, ya que el juego resultaba muy util para enseñar principios, además de poder ofrecer un sin fin de metáforas para explicar el gobierno, la vida y la guerra. Este puesto, aunque sería un título oficial semejante a un ministro, podríamos entenderlo como ser el máximo responsable de la administración del juego y ser el maestro del shogun.

El inicio de los primeros torneos de go, al menos en Japón, puede fijarse en torno a este periodo ya que como se puede imaginar, no era sólo el honor de ser godokoro lo que estaba en juego sino establecerse como el mejor jugador, ser el maestro. Este primer torneo de importancia se daría en el castillo en presencia de la corte y por supuesto el Shogun, por eso se refieren a partidas de castillo a estos encuentros. Más que una partida, podríamos hablar de ceremonia, ya que eran cuidados todos los detalles ceremoniales, como jugar mientras el shogun atendiera a la partida y pausándose los movimientos en su ausencia en lo que volvía a la sala. Como pequeño dato para apreciar la importancia que tuvieron a lo largo del periodo Edo, de 1603 a 1868, hubo 70 jugadores diferentes y se llegaron a celebrar 536 partidas. Pueden parecer pocas, pero estoy hablando de partidas oficiales ante un shogun de las que hay constancia que se jugaron y no todas podemos reproducirlas hoy en día ya que no todas fueron anotadas sus jugadas, en go para enseñaros un concepto decimos “kifu” al registro de una partida.

Pero no quedaron ahí sólo las partidas de go “oficiales”, durante esa época se impulsó la creación de 4 escuelas o casas de go que tenían un sistema de jerarquía semejante al de las artes marciales y artes tradicionales que competían por ser la mejor escuela, además de sus líderes por conseguir el puesto de Godokoro.

El último gran Maestro y líder de la casa Honinbo, si bien ya no Godokoro por abolirse el puesto tras acabar el shogunato, fue Honinbo Shusai, del que en un principio es mi intención hablar por ser en cierto modo el último jugador tradicional del que hay más literatura accesible.

La última partida en la que Shusai mantuvo vivo ese espíritu de tradición fue contra Kitani Minoru, uno de sus discípulos, que dio comienzo en junio de 1938 y acabó en diciembre del mismo año, si bien parece una barbaridad expresado así no fue tanto tiempo, realmente tuvieron 40 horas cada jugador para realizar sus movimientos. Shusai empleó 17 mientras Kitani empleó 34. Se jugó en 14 sesiones y entre agosto y noviembre se paralizó el juego por agravarse la enfermedad del maestro. Y me refiero a la última partida por ser el último juego profesional donde se mantuvo el rol de maestro.

Hay importancia en el año ya que Japón está cambiando socialmente, la 2º guerra sino-japonesa se había iniciado el año anterior y justo semanas antes de la partida comienza la batalla de Wuhan, y a pesar de la guerra, parte de la sociedad japonesa atendió a una partida que fue retransmitida en 64 entregas en un periódico nacional por el escritor Yasunari Kawabata, premio nobel.

El maestro, siguiendo a Kawabata, es una víctima del go, gane o pierda la partida quedará siempre como el último símbolo de resistencia de la tradición ya que ha dedicado su vida a ello y el arte necesita de sacrificio, mientras que Kitani a lo máximo que aspira es convertirse en campeón.

La partida comienza el 26 de junio con sólo dos movimientos en esa jornada, Kitani jugará con negras mientras que Shusai jugará con blancas. La partida esconde mucha polémica a nivel de juego aprovechando reglas como la de sellar una jugada al acabar la jornada pero esconde en ella cambios culturales que está experimentando Japón, además de enormes preocupaciones y choques entre ambos jugadores. Kitani teme que digan que se aprovechó de la enfermedad de su maestro para ganar. O como cuando un bebé de Kitani se encontraba muy enfermo y necesitaba de un día más de descanso entre jornadas para poder retomar la partida y no había acuerdo con el maestro. Tuvo que mediar Kawabata entre ambos jugadores pero no porque fuera obstinado Shusai, sino por una especie de respeto absoluto a la voluntad del maestro, es decir, a la autoridad que tenía por el título que ostentaba de seguir la partida pero tras conocer la situación aceptó de inmediato.

El encuentro acaba con la victoria de Kitani, 5 puntos, la última partida profesional que se desarrollo siguiendo de la tradición.

Os voy a poner un video publicitario que se hizo para un Congreso de Go que iba a celebrarse en Turquía este 2017, pero fue cancelado por miedo a la inseguridad que vive el país. Con este video, basado en otra leyenda del origen del juego, entenderéis muy gráficamente la utilidad para enseñar y generar proverbios.

Ahora me vais a permitir mostraros las reglas básicas del juego y como es una partida de go para que después podamos practicar a jugar o hacer preguntas:


No hay comentarios:

Publicar un comentario